lunes, 26 de septiembre de 2016

España: Guerra Zombie. Proyecto Betania, Javier Noguera




Sinopsis (amazon): Alejandro Noriega, un mediocre escritor español, es requerido desde su refugio en un archipiélago noruego para redactar un informe de la ONU sobre la Guerra Zombi en España. Sus reticencias iniciales para viajar a la Penísula Ibérica, ocupada en su mayor parte por las hordas de muertos vivientes, desaparecen cuando, junto a una jugosa cantidad económica, se le ofrece conocer el paradero de su familia, desaparecida durante la fase inicial de la pandemia. 

Lo que comienza como una tarea de recopilación de vivencias personales sobre la hecatombe zombi se convierte en un viaje pesadillesco, del Gibraltar ampliado a la fortaleza de Toledo, del País Vasco Independiente a la Barcelona nuclearizada, en la que Noriega se ve atrapado entre dos frentes que luchan por hacerse con el misterioso Profesor Saviola y su vacuna contra el virus.



No soy yo mucho de zombies, pero lo vi en las ofertas de Kindle Flash y me animé a probarlo. Fue un impulso consumista, de esos que con los libros me dan muy frecuentemente, y es que es difícil o casi imposible resistirse a libros por un euro o poco más. Siempre menos de dos. Es lo que yo creo que deberían costar los libros electrónicos. 

El caso, que lo vi y aunque no soy muy de zombies lo compré, y lo cogí en seguida. Necesitaba algo ligero después de todo el verano con Los Gozos y las Sombras. Lo normal cuando compro un Kindle flash es que el libro en cuestión se quede durmiendo en la memoria de mi Kindle hasta que me dé por repasar y jugar al pinto pinto gorgorito a ver qué libro más bonito me leo… Tengo que retomar lo del sorteo para leer todos los libros del Kindle… En fin, que desvarío.

La novela, sorpresa, sorpresa, trata de una infestación de un virus que convierte a las personas en zombies que solo quieren comer a otras personas. Hasta ahí, nada que no me esperara. Tiene mucha acción, es rápido de leer y muy ágil. Contiene mucha escena de lucha, de supervivencia. Y me lo he leído rápido, me ha entretenido, pero no me ha terminado de gustar.

Para empezar, no sé si es la edición que he leído yo o qué, pero tiene algunos fallos que no deberían estar. Por poner un par de ejemplos, en un capítulo llegan a un alcázar (no voy a entrar en detalles), al capítulo siguiente hablan de que han pasado ya dos semanas por lo menos allí. Y al siguiente, narra una batalla ocurrida la misma noche en que llegaron.

Esto crea un lío monumental con los personajes, que de repente aparecen y desaparecen sin saber yo por dónde me andaba. Además de que con algunos se toma algunas libertades que no explica, llamándolos por los apodos sin previa explicación, o con el artículo delante, como “El Torres”, lo que queda chabacano si no media un mínimo comentario acerca de ello.

En otro momento comenta de un tipo que parece sacado de “Hombres, mujeres y viceversa”, para, en el párrafo siguiente decir que uno de ellos era un tal Mora de un programa que se llamaba Hombres y mujeres o algo así. ¿Se le ha olvidado en un solo párrafo que ya conocía ese programa de la tele? 

Son errores que se corrigen con revisiones, pero no ha sido solo por eso que no me ha terminado de gustar.

Es un escrito en primera persona. Es el testimonio de un superviviente al virus, desde los primeros momentos confusos hasta que le suceden un montón de vicisitudes y viajes de acá para allá. Y si solo fuera eso a lo mejor había colado. Pero el superviviente, que resulta ser un escritor que trabajaba para una revista de viajes, es requerido por la ONU para que viaje hasta Canarias, que es donde está el gobierno español de Aguirre fortificado, y les haga un informe sobre el tema. Y ahí es donde empiezan los viajes, las agonías de este escritor, y donde mi fe deja de funcionar. Porque para ser un informe, el lenguaje es demasiado coloquial y el tono es demasiado jocoso. 

Luego tiene “bromas” que a mí, la verdad, no me han hecho gracia. Quizás porque yo soy más de humor inglés, pero el poner a Aguirre de presidenta, o a Pérez Reverte de mariscal, más que parecerme un guiño, me han sacado un poco de la lectura.



Por lo demás, como ya digo, entretenida. Pero, para mi gusto, no da para más.

1 comentario:

  1. Tampoco soy de zombies, así que esta vez lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Te invito a comentar, pero siempre desde el RESPETO. Me guardo el derecho a borrar cualquier comentario que considere que falta al respeto de cualquier manera. ¡GRACIAS!